Lo bueno y lo malo de un negocio familiar

papeleria

Se dice que un negocio familiar debería ser el modelo perfecto para construir una empresa. ¿Por qué? Pues muy sencillo, tus padres, hijos, hermanos o primos deberían sin lugar a duda ser tus mejores aliados a la hora de hacer negocios. La confianza y la buena relación son factores muy positivos para el éxito de una compañía y explotar estos valores en familia es el secreto de muchas corporaciones que trascienden. Sin embargo, no todo es sabor a miel, las empresas familiares también tienen sus problemas.

Lo bueno de un negocio familiar

  • Se puede desarrollar con mayor facilidad objetivos comunes
  • Usualmente existe un mayor compromiso por parte de los jefes y gerentes
  • La confianza generalmente es una de sus grandes fortalezas
  • El manejo de las finanzas es más consciente
  • La expansión puede ser más fácil cuando se cuenta con familiares dispuestos a tomar nuevos retos
  • Pueden trascender generacionalmente con mayor facilidad
  • La unidad familiar puede soportar con mayor facilidad las etapas difíciles en las empresas, sobre todo al principio o en momentos de dificultades económicas
  • Están fundamentados sobre valores de familia
  • Se pueden aprovechar con mayor efectividad las habilidades de cada miembro involucrado en el negocio, es decir “zapatero a tus zapatos”

Lo malo de un negocio familiar

  • Si no se tiene cuidado se puede tender a la falta de diversificación
  • La falta de confianza o compromiso de un miembro de la familia puede desencadenar serios problemas por la debilidad en las áreas que dicho miembro tiene a su cargo
  • Se puede exponer el negocio cuando se incluye miembros de la familia solamente por afinidad cuando no tienen la capacidad para desempeñar cargos importantes
  • El manejo de conflictos puede tornarse complicado cuando se involucran emociones.

Mayor información en : http://www.1000ideasdenegocios.com